Investigador ESMOI y académico UCN participa en el 2do taller de expertos sobre la “Utilización sostenible y conservación de la diversidad biológica en Áreas Más Allá de la Jurisdicción Nacional del Pacífico Sudoriental”

El pasado 4 y 5 de Marzo del presente se realizó el segundo taller de expertos de las Áreas Más Allá de la Jurisdicción Nacional (ABNJ por sus siglas en inglés) del Pacífico Sudoriental.

Todas las partes del océano que se encuentran más allá de las 200 millas náuticas de las costas se refieren a Áreas Más Allá de la Jurisdicción Nacional. Constituyendo el 64% de la superficie del océano, las ABNJ no pertenecen a ningún país, sino que están bajo la responsabilidad de la comunidad internacional. Las ABNJ comprenden: la columna de agua, conocida como “alta mar”; y el lecho marino, llamado “la Zona” (fuente: abnj-pacifico.org).

El taller se desarrolló en el marco de las actividades conjuntas de la Comisión Permanente del Pacífico Sur y el proyecto STRONG High Seas, que tienen por objeto fortalecer la gobernanza regional de los océanos para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina. Los investigadores Dr. Jaime Aburto (Núcleo Milenio ESMOI – UCN) y Dra. Beatriz Yaniccelli (Núcleo Milenio ESMOI) forman parte del equipo del proyecto STRONG High Seas, aportando con su expertís y con las investigaciones que realizan ESMOI y la UCN en esta zona del pacífico.

Las grandes e inexploradas zonas de las ABNJ albergan una gran biodiversidad y hábitats únicos. Por ejemplo los hábitats bentónicos de los fondos marinos sustentan comunidades oceánicas ricas y diversas y son algunos de los mayores depósitos de biomasa y recursos no renovables (minerales) y albergan procesos microbianos que son esenciales para los ciclos biogeoquímicos (fuente: abnj-pacifico.org). De igual manera las ABNJ son regiones muy importantes y productivas que sostienen la diversidad biológica marina y proporcionan hábitats y zonas de alimentación para numerosas especies (fuente: abnj-pacifico.org).

Sin embargo, también están sometidas a presiones derivadas de las actividades humanas que incluyen, entre otras, la extracción de especies vivas, la perturbación física y la destrucción de los fondos marinos, la contaminación y los plásticos de la tierra y el mar, así como el ruido y la luz submarinos, y el cambio climático (fuente: abnj-pacifico.org).

En esta oportunidad el Dr. Aburto presentó sobre las investigaciones que ha realizado en Rapa Nui en el marco del Núcleo Milenio ESMOI. Uno de los temas que abordó fue el proceso de la creación de un Área Marina Protegida a gran escala para el mar de Rapa Nui. Su investigación, publicada recientemente, evidenció la poca consideración de las costumbres locales y tradicionales en los procesos que apuntaban a la creación de un parque marino de gran escala (sin pesca), y por ende, sacó a flote un caso de acaparamiento del océano (Ocean grabbing).

El trabajo relata como la presión de una ONG por impulsar su agenda de conservación, mediante grandes áreas marinas sin pesca, terminaron por contaminar un trabajo que había empezado un grupo de la comunidad, denominado Mesa del Mar, para tomar decisiones acerca de que hacer con el mar de Rapa Nui y sus recursos. La intervención de la ONG resultó en un proceso con participación inadecuada y falta de transparencia. Si solo revisamos el proceso en términos de la calidad y la gobernanza, podríamos afirmar que había evidencia de de acaparamiento del océano, pues se estaban violando los principios que determinaban que este era un proceso que se debía construir de la mano con el pueblo rapanui”, dice el Dr. Aburto.

También hubo un trabajo intenso con la comunidad y, posteriormente, una votación para elegir representantes locales que se sentaran con representantes del Estado Chileno para negociar un área de múltiples usos en lugar de un parque marino. “En el 2017, se realiza una consulta al pueblo para saber si están  de acuerdo con un área de múltiples usos, que garantizaba una coadministración con mayoría Rapa Nui y el uso de artes de pesca artesanales. El 60% de los participantes en la consulta aprobaron el acuerdo”.

Según el académico UCN, esta experiencia comprobó que es necesario estar libre de agendas externas y respetar los tiempos de las comunidades para establecer sus procesos, así como cambiar el modelo tradicional de conservación con un enfoque top-down, por uno bottom up, que considere las normas locales y trabaje de la mano con las comunidades en el uso sostenible de los recursos naturales y el respeto por las dinámicas de la naturaleza y los sistemas sociales.

El taller contó con la participación de distintas instituciones a nivel internacional, como la Comisión Permanente del Pacifico Sur, La Universidad de Rhode Island, el Programa Marino Global y Polar de la UICN y la Universidad South Pacific de Fiji.

Las principales ideas que los panelistas conversaron en este taller se pueden leer en la página de ABNJ: https://abnj-pacifico.org/mas-informacion/.

Este artículo fue escrito en Noticias. Enlace Permanente.