Un Mar de Colores

En el planeta no hay otra isla habitada mas alejada de un gran continente que Rapa Nui. Sus antiguos habitantes lo sabían y por eso la llamaban Te Pito o Te Henua, el ombligo del mundo, condición que, sumada a su cultura ancestral, otorga a este lugar de un aura de misterio, atrayendo a turistas y científicos. Entre 2011 y 2018, Oceana participó en cinco expediciones dentro de cuyos objetivos estaba descubrir si este ecosistema, a pesar de ser tan aislado, tenía alguna relación con otros lugares de la Polinesia y con la isla Salas y Gómez.

Como ESMOI hemos organizado, apoyado y participado en distintas expediciones científicas a Rapa Nui.

Puedes leer más aquí

Fuente: Océana 

Este artículo fue escrito en Aparición en medios. Enlace Permanente.